#EfectoOdebrecht

cántaros- julia codesido

Quehacer era una fiesta

35 años de vida bajo un mismo ideal

Publicado: 2014-12-01

En esta oportunidad no es posible redactar una nota de prensa convencional que dé cuenta del contenido del reciente número de la revista Quehacer. Se trata de un momento único, solo parecido a sí mismo. La concepción del número ha sido diferente y ha privilegiado el tono menor, íntimo, de entre casa. Consideramos que si bien los lectores tienen una imagen formada de la revista, de su solidez, de su línea, de sus valores, es necesario que conozcan un poco de su historia, de sus orígenes, de cómo se fue concibiendo este proyecto tan importante en el periodismo de ideas en el Perú. Porque eso ha sido la revista: una propuesta de ideas, de argumentos, de posiciones decididas a deliberar y argumentar. Desde sus inicios, desde las épocas de su fundador, Henry Pease, hasta los tiempos que corren, Quehacer ha sido inflexible en su vocación: no ha hecho concesiones, no se ha vuelto ligera, no ha recurrido en exceso al uso de la fotografía en detrimento del texto.  

Ha sido grato recuperar ciertos memorandos redactados a finales de la década del 70, nombres de amigos y colegas, personas comprometidas con el proyecto de la revista. No hemos podido evitar sentir una cierta envidia por aquellos jóvenes que vivían el sueño de crear una revista. En el Perú hay, pero sobre todo hubo, variados tipos de revistas de calidad. Y, sin duda, Quehacer está en esa lista. Hay una extensa entrevista a Marcial Rubio Correa, actual rector de la PUCP, presidente de Desco y director de la revista. Hay textos que aluden a la importancia que le correspondió a Henry Pease y una interesante entrevista a uno de los grandes amigos que tuvo Cancho Larco, el editor fundador, Carlos Bernasconi, por su también amigo Juan Gargurevich.

Pero como la vida continúa su marcha, como debe de ser, el número privilegia una sección de plumas destacadas: Farid Kahhat, Francisco Durand, Eduardo Toche, sea en textos o entrevistas. En esta oportunidad no aparece la clásica sección de Poder y sociedad, pero esta ya existe en otras publicaciones de la institución y la posta ha sido tomada por la serie Perú Hoy. Quehacer ha cumplido un ciclo o muere de pie, como lo expresan Marisa Glave y Augusto Álvarez Rodrich, amigos de la casa. Quehacer es consciente de que se debe morir bien, con dignidad o, en el peor de los casos, con elegancia. Lo hace en su momento, en su plenitud, después de varias batallas. Un agradecimiento especial a sus colaboradores y a sus lectores. Fieles lectores de una revista que el crecimiento de Lima no la volvía muy accesible, cuando las distribuidoras no llegaban con facilidad a las ciudades del interior donde la revista la entendían como si fuese un libro. Qué honor. Nosotros, desde hace 35 años, la construimos con pasión, entrega e inteligencia, valores que sabemos son parte de la idiosincrasia peruana y que van a continuar. Desco encontrará la manera de comunicar sus visiones, imágenes e intereses, y Quehacer quedará como un recuerdo vigente, por qué no, que se podrá leer en las bibliotecas del mundo.

Lima, noviembre de 2014


Escrito por

Revista Quehacer

La Revista de DESCO. Más de tres décadas dedicadas al pensamiento crítico y a la cultura, a la opinión y al debate plural de ideas.


Publicado en